lunes, agosto 06, 2007

Di, tú

Di, tú
Que del silencio, no hay nada
sólo escombros que amontono en el papel.
Di, tú
Que el escándalo de las palabras
combaten una a una por resistir
su presencia en estas páginas dormidas.



A ti


(a quién si no)

No estabas
a las puertas del juicio final
por qué,
es casi seguro,
los ángeles se fueron contigo.

12 comentarios:

  1. En este poema, el silencio marca una distancia infinita...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. gracias ana, y pensar que se oye el silencio, a veces.

    bezarkada bat.

    ResponderEliminar
  4. Si José Lezama, este genial cubano, hubiera leìdo tus versos, te habrìa dicho, sin duda, sigue escribiendo, que tus letras son hermosas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. eS LiNDo VeR aLoS áNGeLeS, CuaNDo Se aCeRCaN, PeRo DiMe, Si LoS áNGeLeS Se FueRoN CONmiGo, ¿CóMo eS Que Tu No eSTaBaS eNTRe eLLoS?

    ResponderEliminar
  6. No sé si recibiste mi anterior comentario, por si acaso te vuelvo a saludar.

    ResponderEliminar
  7. Por eso hay silencio, porque se fue con los ángeles...

    Nunca dejarás de sorprenderme. ^_^

    Besotesssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  8. el silencio no desaparece ni ante combates de palabras ni ante intentos por obviarlo... solo se va si llegan las palabras que queremos escuchar... lo demás, por más intentos... será solo ruido que poco podrá distraer ese vacio...

    besos...!

    ResponderEliminar
  9. A veces es mucho más escandaloso el silencio. Atruena hasta volver loco..

    besos.

    ResponderEliminar
  10. si, puede que sí, pero también es posible que en el último momento haya logrado ver tu rostro bajo el arco caído y la ceniza y me hayan convertido en estatua de sal

    besitos

    Nati

    ResponderEliminar
  11. breve y gigante...
    Un abrazo Gus.

    http://poemasdegustavotisocco.blogspot.com

    ResponderEliminar