lunes, octubre 01, 2007

cuando uno escribe

segunda parte

"Todo lo que se opine. Todo lo que se critique. Todo lo que se afirme contrario a una opinión, enriquece a quien escribe"

Las escuchas leer, la escuchas cantar y de pronto las palabras lo han hecho todo, y esperas el final. Y cuando ese final llega, entonces es cuando te paras, lo vuelves a leer, y a cantar, a leer, re-leer y esperas a que tu vecino, novia o compañeras te lean. Y de pronto cuando todo parece que ha llegado a su fin viene esa sensación orgásmica del clímax, un ímpetu de satisfacción recorre tu cuerpo, tus manos, y porque no, tu ego... porque, al fin, has entregado a los tiburones tu escrito, lo expones para que lo devoren y te critiquen. Y cuando eso sucede empiezan a devorar tus letras, tus puntuaciones, acepciones, apologías, aparecen exegetas bien pensantes y te señalan, te escriben, te apuntan y te borran. Vuelven a leer, a releer y por fin otro comentario te hace mueca en la pantalla, sonríes y vuelves a escribir, porque lo que digan de ti, también es importante. Aunque no lo compartas.

Esto último es importante porque solo así te das cuenta que el mundo esta lleno de insignificantes escritores y aprendices de lo mismo, y te miras en el espejo, y te dices, ese soy yo. Otro aprendiz del arte de la literatura pero a mi no se me da mal, a otros, piensas, las musas no los buscan, y a mi sí, sonríes, te jactas y vuelta a empezar. Has demostrado que eres un aprendiz. Te vuelves a mirar al espejo de lo que escribes, y, Te ríes de ti mismo. Te criticas tú mismo y sales a la calle pensando que, en el próximo escrito que hagas, tendrá lo que las musas quieren que tengan, mientras las criticas agonizan en el papel..., las rescatas, la vuelves a leer, y sacas de ellas, lo mejor. Y saludas al vecino, a la vecina, compras el pescado, la carne, la leche. Pagas, y sales recordando el último verso azul que creíste haber leído en tu cabeza. Te vuelves a dar cuenta que no es lo que buscas, es lo que viene cuando te sientas frente al papel, a la pantalla, y dejas que tus manos escriban lo que le dictan las neuronas. Dejas reposar lo escrito, lo guardas, lo acumulas, y cuando todo esta en su punto final, el escrito te vuelve a llamar y lo lees despacio. ¿Esto lo he escrito yo?, piensas, sonríes, y ya esta listo para compartirlo con aquellos que se acerquen a leer tu escrito.

Piensas que cuando vas a escribir, ellas - las palabras y las musas - vendrán a tu encuentro con cábalas inescrutables, y, en el momento propicio que consideren... que les hagas caso, otra vez, te volverás a sentir en el aprendiz de escribiente.

18 comentarios:

  1. las críticas, los comentarios, nos ayudan a aprender. Pero sabes? yo no creo en las musas y sí en 'sudar culo', trabajar.
    A escriibir se aprende escribiendo, aunque nunca dejes de aprender.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Las musas son caprichosas ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Las críticas nos ayudan a crecer y a perfeccionarnos.

    Un beso, me gusta venir por aquí!

    ResponderEliminar
  4. Yo de escritora nada,sólo dejo que fliya mi sentri en cómplicidad con mis dedos....y eso me hace feliz,pode rexpresar lo que siento lo que vive en mi....
    Mariella.

    ResponderEliminar
  5. Una crítica mientras sea constructiva y no venga por venir, siempre será bien recibida... ahora que un par de halagos, tampoco sienta mal de vez en cuando!

    Mil besos y te deseo un feliz octubre!

    ResponderEliminar
  6. Es la primera vez que te leo y me has fascinado,,no por la sincronia de tus letras que una tras otra exportan esa sensacion al lector de ser participe de ellas,,no...Me ha gustado la historia de la anciana y el niño,,,,he sentido la ternura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Las letras te fluyen con toda precisión y galanura, compañero de ruta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Aprendíz de escribiente... me gustó.
    Has descrito perfectamente el placer de escribir. Bello.

    Un abrazo grande amigo.

    ResponderEliminar
  9. Saludos, gracias por tu comentario, la verdad que me dejo un poco confundida, si sos tan amable de explicarmelo...


    saludos...

    Gioconda

    ResponderEliminar
  10. Pues si, siempre me he sentido aprendíz escribiente y de la vida misma...

    Me encantó la historia que tienes al lateral, la del niño y la anciana, es bellísima.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. A TODOS LOS QUE NOS GUSTA UNIR PALABRAS NOS LLEGA MUCHO Y NOS SIENTA BIEN ESTE POST.
    ABRAZOS Y CARIÑOS

    ResponderEliminar
  12. Amigo coincido en tu reflexión de cuando uno escribe para trascender. Creer en lo que se hace y aceptar el lado bueno e interesante que brinda la crítica que casi siempre parte de nosotros mismos, somos esos ojos escrutadores buscándole el mejor ángulo a lo planteado.
    Y por suepuesto, siempre es maravilloso encontrar el eco en quienes nos leen, sean palabras de aliento, adeversas o coincidentes.

    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Aprendiz soy..y aprendiz seguiré siendo.. nada mejor que descubrir una y otra y ootra vez el como expresarte..y quedar insatisfecho para continuar con tu creación, y lo mejor, que te complazca hacerlo.
    Besos con letras :-*

    ResponderEliminar
  14. Bello post, realmente nos ayuda crecer, esta conexión de palabras llegan hasta lo mas profundo del ser
    Cada día aprendo algo nuevo
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Nuevamente paso y esta vez me dediqué a los videos, muy interestantes...
    Un abrazo Gus.

    ResponderEliminar
  16. fijate que yo no me identifico tanto con esto tx....
    quizas yo no siento el impulso ese que sentis vosotros los escritores...de crear belleza con palabras...
    digamos que lo que me trajo ami aqui...es mucho mas practico..
    solo intento sacar lo de dentro...pafuera...explicaros lo que pienso...sin mas pretensiones que ser entendida y escuchada...nunca admirada, ni elogiada...
    eso lo haceis vosotros mil vecves mejor que yo..
    y tu uno de los mejores de todos..
    un poeta con el corazon en las teclas...
    con el corazon repartido por todas partes....pero con el alma en ningun sitio..
    asi te veo yo tx...
    y te quiero mucho...
    aunque quizas no lo demuestre...
    muchos besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  17. Dicen que las criticas son constructivas y podemos partir de la base de que de todo se aprende,asi que seran constructivas, en posición directa, los halagos tambien seran constructivos.

    Yo en realidad vengo a leerte por que siempre me haces meditar, pensar y plantearme cosa, eso para mi si, es bueno.
    Necesario tambien!!

    ResponderEliminar
  18. hoy comentaba en otro blog, que preguntaba, qué pretendemos de todo esto? expresarnos, o que nos digan lo bien que lo hacemos?
    respondí, que expresarnos, nos expresamos a nosotros mismos en cuanto las palabras, los colores o los sonidos surgen de nosotros, pero que sinceramente, nuestro narcisismo, en mayor o menor medida, necesita la aprobación del otro, en el cual nos vemos reflejados y pedimos sin pedir(algunos)esa opinión para saber donde estamos...y a veces,sino siempre, los únicos que pueden respondernos eso, somos nosotros mismos, pero igual, necesitamos del otro, sino, para que publicar en internet, o un libro, si con nuestros cuadernos, libretas o word nos alcanzaría...?
    te mando un abrazo, y que lo sepas, es fantástico leerte! :)

    un beso

    ResponderEliminar