lunes, noviembre 03, 2008

el laberinto

El laberinto que
en este momento
tengo en mis manos
se parece a tu cintura.

Si discrepo con ella
se mueve lentamente y
si le hago leves caricias
se enamora de mis manos.

4 comentarios:

  1. Manos que necesitan de ese laberinto para seguir viviendo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. mejor que se enamore...
    un laberinto enamorado se desata suavemente y se entrega a la pasión...
    ¿o no?
    besos Txanba, muy bello lo que escribiste...

    ResponderEliminar
  3. ¿Estás perdido en ese laberinto? ;)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:29 p. m.

    Unas manos máginas sin duda alguna

    Un "Biquiño"...

    ResponderEliminar