viernes, noviembre 07, 2008

El tiempo y vos

Colapso en el tiempo
dictó mi consciencia,
las directrices que me diste
para vivir sin él
han dejado de caer sus hojas
y amarillean, no en el suelo
si no en sus ramas.

Solo, deambulo
buscando la hora
en la hoja, en cualquier hoja
que me determine
si sigo vivo, existo
o simplemente, escribo.

4 comentarios:

  1. No sé que paso..pero hace tiempo que escribes triste...y la fuerza?? y el impetu?? y el vendaval de tus palabras que arrastaba si remisión?? si lo tenias..lo sigues teniendo, quizas esta en periodo de invernación..pero seguiré esperando la vuelta!!

    Un beso y un abrazo muy grande Txamba.

    ResponderEliminar
  2. no estás solo, Txanba... no digas eso...
    ¡¡¡y claro que seguís vivo!!!
    nene...
    che
    vamos, una sonrisita ¿sí? quiero ver esa sonrisa en tus ojos... ¿será posible?
    besos
    abrazos grandes
    y muchas caricias para los días tristes
    pero muchas más para los días felices, no vaya a ser que se te ocurra estar triste para tener muchas caricias...
    jijijiji
    cuidate Txanba, y arriba el ánimo, vamos...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:03 p. m.

    Cuando las hojas amarillean en la rama mmm...no es muy bueno, pero, mientras siguen ahí, en la rama, sin caer al suelo, es porque todavia tienen mucha fuerza y ganas de vivir.
    Aquí tienes una hoja cualquiera (eso sí, una hoja un poco rara diría yo),que muchas veces ha amarilleado en la rama, pero que nunca se ha caído al suelo todavía, mal que les pese.
    ¡¡Ánimo Caray!!,¡¡Claro que sigues vivo!!, ¡¡Claro que existes!! y prométeme que vas a estar ahí siempre sí, y que vas a seguir escribiendo porque cuando escribres tod@s nos llebamos algo de Tí.

    Un "Biquiño" muy muy grande

    M.... Z..... Txanba Payés

    ResponderEliminar
  4. Es precioso el poema, esa sensación es muy conocida para mi.
    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar