lunes, noviembre 19, 2012

no, 
no es cuestión 
de guardar silencio
las noches 
por más oscuras que sean
nos abren 
el pecho y
la posibilidad de sentir
en cada estrella
las razones
por la que seguimos
viviendo 
en este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada