jueves, enero 10, 2008

una de peces

Cuando el pez volvió al agua
comprendió que debía seguir ahí;
comprendió por fin, que ése, era su sitio.

18 comentarios:

  1. Tal vez, de eso se trata... de saber cual es nuestro lugar en la vida y si nos movemos, saber regresar...

    Un beso Txanba!

    ResponderEliminar
  2. Cada cual en su sitio, como corresponde. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. ALGUNOS ENCUENTRAN SU SITIO, OTROS OCUPAN EL AJENO AUTOENGAÑANDOSE...

    ResponderEliminar
  4. Pero que empeño tenemos todos de huir a donde no nos corresponde estar!
    Un beso muy bien ubicado jeje

    ResponderEliminar
  5. Todos debemos encontrar nuestro sitio un día u otro ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Analogía... pero verdad, siempre, aunque seamos errantes... tenemos nuestro lugar...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Tal vez ése sea
    el secreto mejor guardado:
    "Saber ocupar cada uno su lugar".

    Si sabemos elegir el que nos corresponde, nunca nos encontraremos desubicados.
    Una bella y profunda reflexión.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Ves? para todos hay sitios!! Para todos.
    Un beso tremendo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:41 p. m.

    Todos deberíamos de tener nuestro rinconcito, nuestro sitio particular, donde encontrarnos como pez en el agua

    Un "Biquiño"...

    ResponderEliminar
  10. Comprendio por fin.
    todos tenemos un lugar...

    ResponderEliminar
  11. Es bueno ser uno mismo y saber cual es nuestro lugar... suerte el pez, que no murió fuera del agua...
    Ellos (los peces) necesitan el agua , sin duda, para vivir...

    Nosotros (los humanos) a veces estamos en lugares erróneos y ni siquiera nos ahogamos!!!

    un abrazo!!!

    Lidia

    ResponderEliminar
  12. es muuy difícil saber cuál es nuestro sitio, hay que andar y nadar mucho.

    besos.

    ResponderEliminar
  13. Cuanto tiempo sin saber de ti..espero todo vaya bien.

    Denso este pensamiento, a veces nos empeñamos en querer cambiar lo incambiable.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:38 p. m.

    el poema, es tan sencillo pero con algo muy profundo que nos hace pensar, gracias txanba.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hay quienes no acabamos de encontrar el nuestro.tal vez por tener vocación de trashumantes...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. hay lecciones que se aprenden tarde, pero se aprenden...a veces no hay más que dejar que las cursas sigan su curso...

    BSS

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Estoy en camino de descubrir cual es mi lugar.

    ResponderEliminar