jueves, noviembre 26, 2009

El loco

este poema es por ti, aunque no lo creas...


¡Oh! soporte existencial de la oropéndola
podrás ser más explicita ahora que me mueve
de un sitio a otro.

Ahora que despierto con los brazos abiertos y los ojos tiernos
y que no necesito acariciarme el rostro ni los ojos
para saber que sigo vivo en estas cuatro paredes;
que no necesito robarle al tiempo buena cara
para saber que las tres de la mañana son las tres de la mañana;
O que sigo siendo yo y mis circunstancias a pesar
del tiempo que llevo en la comedia
partiéndome de risa sin saber que no sé que vivo
y que sigo escribiendo por el hecho de saber
que tú me lees anónima y
que me vuelves loco, loco, loco.

4 comentarios:

  1. Increíble lo que provoca una sola persona, si eres feliz con tu locura, es lo que cuenta, debe ser triste ser cuerdo, sabes que me quede pensando ¿que color tendrían las rosas si yo las comprara? , esta lejos España para salir de dudas en este preciso momento.
    Saludos, un abrazo, parabienes…!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:57 p. m.

    Mil abrazos y susurros de buenas noches para Tí

    Un "Biquiño"...

    ResponderEliminar
  3. oh... este es el poema para la lectora anónima que no se anima a decir nada frente a los versos del poeta... ¿se animará a ser más explícita ahora que lo sabe?

    mmmm
    qué intriga, que emoción...
    qué lindo que despiertes con los ojos tiernos y los brazos abiertos prontos al abrazo... qué lindo es eso... ¿y sabes algo más? en mi tierra decimos que algo nos vuelve locos cuando nos atrae de tal manera que no podemos dejar de estar con ese algo... ¡¡¡cuánto me gusta que lo que te vuelve loco sea el saber que tantos te leen con fruicción y ternura!!! no dejes nunca de escribir...
    a mí, tus escritos me vuelven, loca, muy loca...
    y me encanta eso,
    mucho

    ResponderEliminar
  4. Es bello volverse loco de amor querido Txanba...aunque a veces duela.
    Bello, cmo siempre.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar