domingo, noviembre 29, 2009

Mientras llegas

Sentado en el desván el poeta
meditabundo se reparte entre el
si y el no de una coma.
Dónde tiene que estar, si va.
Mientras el cigarro desaparece
entre el silencio y el no fumar.

El poeta piensa, solo
en la mesa escribe un verso
una palabra, y vuelve a pensar.

El poeta díscolo, piensa
y se desvanece el tiempo entre
páginas blancas y un lápiz
que parece indeciso en sus manos
y escribe mientras las palabras
aparecen como por arte de magia en el papel
se imagina que le leen pero él
escribe mientras piensa, solo.
sigue solo piensa solo y escribe solo

6 comentarios:

  1. Txanba... el poeta es leído y releído. Por bueno, por sentido, por mejor, por sus hermosos versos, por merecido.
    Y aunque a veces la soledad parece nuestra única compañía, la compañía permanece con nosotros.
    Bellos versos, como siempre mi amigo.
    Mil besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. el poeta nunca está solo, el poeta tiene musas que lo inspiran y se inventan para él a cada instante...
    el poeta es un hombre sin ironías, es un hombre metáfora, que escribe solo pero no lo está... que siente que fuma pero no lo hace, el poeta cree que piensa y decide lo que él escribe, pero no es así, el poeta escribe lo que su musa le dicta...

    el poeta siente que espera sentado en desván... y allí mientras espera, meditabundo, siente que la vida le habla, que el amor lo invade, que el sonido de la noche se disfraza de grillos, y vive, siente, sueña, mundos de poesía... el cigarrillo desaparece porque el poeta no sabe si está aquí o en su mundo... y las comas, los puntos, se reparten divertidos en el texto, el poeta no sabe pero sabe todo, el poeta piensa solo, pero no está solo... el poeta tiene a todos sus lectores en sus ojos al leer su poema por primera vez luego de ser escrito, y el poeta sabe que lo leerán, porque para eso escribe..

    el poeta escribe para matar un tiempo de espera, sí, tal vez es así... pero no está solo, eso no...
    mi poeta querido, Txanba, para vos el abrazo desde el sur de una américa nativa que no termina de nacer...
    y un beso
    o dos...
    o tres...
    o muchos, sí, mejor muchos besos...

    ResponderEliminar
  3. ...o poeta rebelde terá sempre alguma coisa para escrever e contar...
    gosto de ler-te!

    ResponderEliminar
  4. Un poeta nunca esta solo,
    Cada una de sus palabras le acompaña, le mima
    Y aprecian que les de vida y libertad a los ojos de otros dichosos de leerle.
    Saludos, un abrazo, parabienes…!!!

    ResponderEliminar
  5. Me he encontrado un gran poeta, imagino que por el apellido podrías ser pariente de Adolfo, lo que muestra ciertamente una cuestión genética en la genialidad de hacer de las palabras un mundo distinto, que nos arranca por un rato de este, nuestro mundo, y nos saca a pasear por allá, por otro lado, apenas perceptible para los que quedan.
    Un gusto haber llegado hasta aquí. Me pongo cómoda para quedarme a disfrutar de tus versos cada vez que surjan.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  6. si, solo y con su magia.
    un abrazo.

    ResponderEliminar