miércoles, mayo 23, 2007

Siempre es de noche

A todas aquellas mujeres de América latina, y del mundo, que padecen la inmisericorde tortura en una habitación, solidaridad, la mía y la de tod@s. Es triste, lo sé, pero es que las musas no me dejan otro camino que éste. Si no quieres leer no lo leas, pero si quieres percibir de esta manera, la mía, la experiencia de los que perdimos una oportunidad de construir nuestros sueños. Lee, si no, pues, nada, gracias por entrar .



siempre es de noche

"¿dónde esta el ayer.
dónde espera el hoy,
pa que te sirve el corazón?
¿cómo te llamas
en la oscuridad,
quienes somos vos y yo."


del poema medianoche aquí.

Julio cortázar

En una habitación donde sólo entra la luz tenue de un agujero. Ella, espera que de la luz, le llegue el beso; la caricia... mientras duerme en los brazos dormidos de un recuerdo. Y se agita sola. Y se sueña sola. Acompañada eso si, por millones de diminutos niños que le juegan de vez en cuando por la rejilla del quicio, el amor, la ternura y la solidaridad.

La puerta se cerró a las cinco de la tarde del día cinco de un quinto mes, del año que termina en cinco. Era miércoles, mañana miércoles, ayer miércoles... todos los días eran miércoles. Y no recuerda más que los besos que sus hijos le dieron cuando ella volvió de trabajar a las cinco de la tarde del día cinco del quinto mes.

2 comentarios:

  1. lo sé... son las experiencias nuestras y esas duelen, y mucho. a mi también me duelen todavía.

    ResponderEliminar