domingo, junio 24, 2007

miradles


La potestad
del crimen
sólo pertenece
a los perversos.

9 comentarios:

  1. La "buena" junta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ojala un día esos que se creen dioses, desfilen con su sabiduría hacia el destierro de su edén.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:54 p. m.

    Mi humilde opinión...:
    A éstos tres "satélites" envíarlos por paqueteria urgente bien al norte, sin retorno (y a poder ser...como su madre los trajo al mundo); en el Ártico estarian muy bien y, si pudiese ser al noroeste de Siberia mejor todavía...con una temperatura de -68ºC no durarían mucho tiempo...¡¡SERIA LA ALEGRIA MUNDIAL!!...
    ...Perdón, pero solo dije lo que pensaba...
    Una amiga...creo...

    ResponderEliminar
  4. Y es increible como estos mismos personajes son apoyados por su pueblo y grs a ellos tienen todo ese poder que manejan para hacer destrozos en el mundo.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. a mi me dan un poco de lástima, pobres hombres que no saben que lo son, pobres hombes q creen ser eternos y no son mas que miserable polvo...

    ResponderEliminar
  6. vaya...
    todos los temas k tocas me duleen txanba...pero este no tanto como "otros"...
    de acuerdo totalmente contigo...
    pero sigue kien piensa k el gobiero fué vistima de un complot....para echarlo del poder...
    esta todo muy viciado...
    pero yo tengo mis ideas claras..
    recuerdo claramente como empezó esta guerra...
    recuerdo las afiraciones...los culpables.....las movilizaciones de la gente....
    kizas otros se dejen manipular...YO NO.....

    ResponderEliminar
  7. Decía Violeta:

    Miren cómo nos hablan
    de libertad
    cuando de ella nos privan
    en realidad.
    Miren cómo pregonan
    tranquilidad
    cuando nos atormenta
    la autoridad.

    ¿Qué dirá el Santo Padre
    que vive en Roma,
    que le están degollando
    a su paloma?

    Miren cómo nos
    hablan del paraíso
    cuando nos llueven balas
    como granizo.
    Miren el entusiasmo
    con la sentencia
    sabiendo que mataban
    a la inocencia.

    El que ofició la muerte
    como un verdugo
    tranquilo está tomando
    su desayuno.
    Con esto se pusieron
    la soga al cuello,
    el quinto mandamiento
    no tiene sello.

    Mientras más injusticias,
    señor fiscal,
    más fuerzas tiene mi alma
    para cantar.
    Lindo segar el trigo
    en el sembrao,
    regado con tu sangre
    Julián Grimau.


    Violeta Parra;"Qué dirá el santo padre"

    Un saludo.


    juan

    ResponderEliminar
  8. Por desgracia, son los perversos los que mueven los hilos de las marionetas en que se nos convierte. Y lo admitimos...

    Besos, Txanba.

    ResponderEliminar
  9. Y a os hipócritas, los cínicos, los sobrebios, los egoistas.... ¿sigo?

    Besotes cielo

    ResponderEliminar